Como la vida misma: Don Manuel Jesús Paderne Sánchez

Que mejor día que el del padre para hablar de ti papá. Porque tienes muchos valores que enseñar. Como la vida misma.

Naces el 31 de octubre de 1952, en una familia sencilla, trabajadora. Son otros tiempos, y por eso, a vuestros padres (mis abuelos), se les da por crear una familia de… ¡doce hijos!

El destino hace que os quedéis huérfanos desde muy pequeños, doce niños sin padres: la vida reta en cualquier momento.

  • Primera lección: hay que estar preparados para cualquier contingencia, porque la flexibilidad y la capacidad de adaptación a cualquier entorno es básico. No lo digo yo, lo dice la vida.

Y cuando la vida te obliga, curiosamente, es cuando más valoramos las cosas más importantes: la salud, tener un alimento que llevarse a la boca, la familia, tener un trabajo…

  • Segunda lección: hay que reconocer en cada momento todo lo bueno que tenemos, y agradecerlo, porque tenemos más recursos de los que creemos.

Pasa el tiempo y formas tu propia familia. La vida empieza a moverse a otro ritmo con la tecnología… llevas 35 años de trabajo a tus espaldas, vas a ser abuelo… y en ese año 2009… llega tu punto de inflexión… y de todos los que te rodean. Sufres muerte súbita.

¿Cómo afrontar tal adversidad?

  • Tercera lección: cuando has cosechado hábitos buenos, de manera persistente, hacen que luches de mejor manera: son dos años consecutivos de hospitales, meses en la UCI… otras patologías derivadas como infecciones pulmonares… y sigues aquí. Acompañándonos con tu carisma y tu cariño. Recuerdo en la UCI diciéndote en todo momento que no nos podías abandonar. Y lo cumpliste. Eres muy grande.

Por eso, me enseñaste a nunca poner excusas por nada. Ahora eres dependiente 24 horas, y con daño cerebral, pero la vida hizo, que tuvieses a tu lado a una heroína: Carmen Cebey Fraga (mi mamá), que te cuida desde ese día con un amor al alcance de muy pocos.

Pero es porque te lo mereces papá. Recuerdo siempre frases tuyas llenas de sabiduría como: “Nunca tengas envidia de nadie, agradece lo que tienes, y si quieres algo mejor, vete a por ello“.

Manuel Paderne Sánchez actuando en la asociación de daño cerebral Sarela.

Recordadlo siempre: diseñad hábitos buenos y duraderos, elaborad planes de acción para ser flexible ante cualquier situación. Es un valor indiscutible hoy. Vamos a necesitarlo en cualquier momento, sin esperarlo. Es como la vida misma.

Gracias por enseñarme tanto papá. Te quiero.

marzo 19, 2020

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *