El efecto sorpresa en negociación

sorpresa en negociación

Si quieres hacer pensar a tu cliente, no hagas siempre los mismos movimientos.

Imagina que eres entrenador de baloncesto, de fútbol, y que siempre pones a los mismos jugadores, y que siempre planteas la misma estrategia.

¿Qué crees que hará el rival?

Veo a muchos vendedores que se les escapa este punto:

Ejemplo: Tu cliente ha contratado un servicio con un competidor tuyo que vende por precio, y su relación calidad-servicio deja bastante que desear. Tu posible cliente acaba insatisfecho con esa compra, y llegas tú, y le dices: Yo soy diferente, déjame demostrártelo.

Genial, pero esa es la respuesta que espera tu posible cliente, y él va a tener preparada también su jugada para contraatacar. Además, posiblemente sea la misma respuesta que le de tu competencia.

¿Qué crees que va a pensar el comprador?

¡Pues que eres igual que el resto!

¿Me sigues? Haz pensar a tu cliente, prepara una pregunta que vaya al grano, que no se espere, una jugada maestra…

Alguno estará pensando,,, dime alguna para practicar… pero ahí está la clave. Lo tienes que conseguir tú mismo. Es tu vida, es tu sector, es tu profesión, es tu empresa, es tu cliente.

Buenas noches

mayo 6, 2018

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *