¿Eres de los que ven oportunidades?

Podemos centrarnos en las oportunidades o podemos centrarnos en las dificultades. Es nuestra decisión.

Hay muchas teorías de la ley de la atracción, que dicen que somos lo que atraemos. Si creemos que vamos a perder pues perderemos, si creemos que vamos a ganar pues mejoraremos nuestra suerte. Pero tú, ¿crees en ello?

Piensa en tu día a día.

Yo por ejemplo, no soy muy fan de las alturas. Pero mi pareja es todo lo contrario. Recuerdo que hace tres veranos fuimos los dos a un complejo acuático y allí estaban: toboganes de altura considerable, adrenalina pura… que a mí no me apetecía nada disfrutar. Me comprometí ante su insistencia en subir y comprobar desde arriba si me atrevía a probar. Al principio me decía para mis adentros. “Tú puedes, no pasa nada”. Pero cuando faltaban unas cuantas escaleras el miedo y el vértigo tenían más presencia, me apetecía dar media vuelta, resignarme y estar a salvo. Entonces, un instante lo cambió todo: un niño de unos 6 años que estaba detrás nuestra, nos escuchó y me dijo: “Miedo podría tener ella, pero tú…” Y provocó lo que no pensaba: allí estaba, agarrándome a una balsa, y tirándome al precipicio desde unos 15 metros, todo, por el “maldito niño”.

¿Y si en lugar del niño atrevido, me encontrase a mi lado con una persona con el mismo miedo que el mío? Que hubiese pasado? Yo lo tengo claro.

imagen pixabay

  • Si te cuesta ver oportunidades, júntate con personas que sí las ven, descubre cómo piensan, y déjate llevar… ¿Qué puedes perder?, y, ¿qué puedes ganar?
  • Haz caso de la repetición: escribe y reescribe en una libreta resultados positivos que esperas obtener, dilos en alto para que te escuches a ti mismo, fuerza a tu inconsciente a visualizar un final feliz.

¿Y qué tiene que ver todo ésto con el desarrollo profesional y las ventas?

Piénsalo tú. Depende de ti.

diciembre 12, 2017

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *