Persuade… haciendo cortes

Persuade haciendo cortes

Un estudio de Iván Pávlov logró sacar unas conclusiones claves…para persuadir con tus ideas.

El estudio consistía en hacer tocar una campanilla, justo antes de dar de comer a unos perros. Con este hábito, los perros salivaban cuando escuchaban el tintineo de la campana. ¿Por qué? Porque sabían que venía el momento de la comida.

El estudio hizo entonces una comprobación. Hacían sonar la campanilla, sin dar de comer. Los perros salivaban igualmente. Es un reflejo condicionado

imagen fuente barbiku

Con este estudio podemos concluir que cuando asociamos las personas a una marca o a un profesional: una tendencia o cualidad: innovadora, de calidad, personal… cuándo esa marca realiza algo nuevo… exacto, vamos a identificarla con esos mismos valores.

¿Cómo te perciben a ti como profesional o a tu empresa?

Mientras te dejo esa reflexión, te voy a contar, que lo realmente curioso del estudio es otra cosa, que me llamó poderosamente la atención:

Cuando hacían tintinear la campanilla en un lugar que desconocía el perro, ¡boom!, ya no surgía el mismo efecto. El perro llevaba su plena atención a sus nuevos estímulos, y se concentraba en adaptarse al nuevo espacio.

Se llama respuesta de orientación, y hace que las personas y los animales, ante un cambio, prestemos especial atención a los nuevos condicionantes.

¿Cómo utilizarlo en tus presentaciones para captar la atención de tu público?

Haz un corte en tu comunicación: muévete para otro lado del escenario, cambia de tema totalmente, cambia el formato de tus diapositivas, modifica tu tono, tu presencia… y elige el momento adecuado para hacerlo: con la idea principal que quieres transmitir. Porque en ese preciso momento, tu público te estará prestando especial atención.

¿Me saldrá bien? ¿Funcionará?

Pruébalo y descrúbelo por ti mismo.

agosto 3, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *