Planifica tu gasshuku

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
sesiones intensivas de entrenamiento

¿Conoces el significado de gasshuku?

En Japón se define especialmente para crear sesiones de entrenamiento intensivas en modalidades como el kárate. Pueden estar durante dos días, centrados solamente en realizar esta actividad.

Atento, porque esto te va a gustar: vas a poder avanzar en tus sueños, habilidades, que siempre has querido realizar.

Porque la vida hoy va muy rápida, la rutina es muy despiadada, y estoy seguro de una cosa: que seguramente quieres sacar tiempo para hacer cosas como: escribir un libro, meditar, pintar, aprender un nuevo idioma… pero muchas veces tus tareas habituales: trabajar, cuidar a los niño/as, ordenar la casa… te impiden llenar horas de tu día a día con estas actividades.

No te preocupes. Planifica tu propia sesión de gasshuku. Como hizo Lord Byron.

“Hace dos siglos, en Villa Diodati, Lord Byron quedó recluido debido a la erupción del volcán Tambora, con otros escritores como Percy Shelley, su mujer Mary y su médico J. Polidori. Les propuso un juego: encerrarse cada uno en una habitación y no salir hasta tener escrito un libro de terror ¿Resultado? Polidori acabó escribiendo un fragmento de lo que acabó siendo la novela El vampiro, y a Mary se le ocurrió concebir Frankenstein” (fragmento del libro El método ikigai)

Fíjate: si coordinásemos una hora semanal para aprender a dibujar, esto significaría una dedicación de 4 horas al mes a ello. Si en lugar de eso, te reservas un día, sin ninguna distracción, solamente para ello, podrás estar 12 horas seguidas dedicándote solamente a dibujar. A nada más. Así se planifica adecuadamente un gasshuku:

  • Decides comienzo y final de la actividad.
  • Define el objetivo de la actividad (así solamente centrarás tu mente en eso).
  • Elimina distracciones durante la duración de la sesión. Fuera móviles.
  • Puedes reservar tu sesión de gasshuku en un lugar diferente al habitual. Por ejemplo, una habitación de un hotel, con vistas.

Es tu momento privado, de concentración, de creatividad… y no te requiere agendarlo continuamente en tu semana laboral. Pero sí te ayuda a avanzar más de lo que piensas.

Sé que parece simple, que quizá tú le llames de otra manera, pero a mí me apetece elaborar hoy mi propia sesión de gasshuku: de 18:00 horas a 00:00 horas. ¿Resultado? Ya te lo comentaré;)

¿Quieres estar al día de los nuevos post? ¡Suscríbete!

 

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *